Ejercicio aeróbico como estimulante de la neuroplasticidad

ejercicio fisico

Ejercicio aeróbico como estimulante de la neuroplasticidad

¿EL EJERCICIO AERÓBICO MEJORA LA PLASTICIDAD CEREBRAL?

La primera frase clave en esta entrada es que: “El ejercicio aeróbico estimula las regiones cerebrales que participan en los procesos motores y cognitivos”. 

¿QUÉ DICE LA ACTUALIDAD?

En las investigaciones más actuales se afirma que este tipo de ejercicio supone beneficios en el funcionamiento cognitivo, con resultados muy positivos en la salud de quienes lo practican. Esto puede extrapolarse al proceso de neurorehabilitación, suponiendo un pronóstico más favorable, estimulando la plasticidad cerebral y mejorando el estado de ánimo.

EJERCICIO AERÓBICO, SINÓNIMO DE APRENDIZAJE

En los últimos años se ha relacionado el estado cardiovascular de una persona con la disfunción cognitiva y la facilidad de aprendizaje. Se han realizado diferentes estudios en los que se ha intentado obtener una relación clara entre estas dos variables. Por ello, en las últimas investigaciones se han explorado los posibles beneficios del ejercicio en pacientes con alguna alteración neurológica, apareciendo datos en los que se relaciona el ejercicio con la mejora en ítems de memoria, velocidad de procesamiento, así como en la facilidad de aprendizaje en adultos. (Katz et al. 2012)

Ejercicios EL EJERCICIO DE PREPARACIÓN

El concepto denominado “ejercicio de preparación”, hace referencia a aquél que suele realizarse previo a una sesión de tratamiento, aunque en algunas investigaciones también lo aplican después de la sesión. Este concepto puede ser aplicado en numerosas áreas, tanto en educación como en rehabilitación. Como bien comentamos en el apartado anterior, se ha demostrado que el ejercicio aeróbico mejora la memoria, la velocidad de procesamiento y las funciones ejecutivas, en definitiva, facilita el aprendizaje. Por esta razón será interesante replantearse la realización de ejercicio previo, durante o tras la sesión, para iniciar, mantener o reforzar los elementos trabajados, tanto cognitivos como motores.(Charalambous et al. 2018)

¿EN QUÉ SE FUNDAMENTA?

La afirmación de la que partimos es que realizar ejercicio aeróbico moderado antes de una sesión, puede llevar a mejorar los resultados terapéuticos. Se ha observado que incluso 30 minutos después de realizar ejercicio de intensidad moderada, la cantidad de oxígeno en sangre a nivel del SNC permanece elevada, por lo que realizar una tarea cognitiva post-ejercicio es hipotéticamente beneficiosa, ya que se aprovechará un mejor rendimiento a nivel cortical. A pesar de todo esto, es importante recordar que estos hallazgos no hacen alusión a que el ejercicio suponga una alternativa al tratamiento o al proceso aprendizaje, sino que puede suponer un plus en combinación con las sesiones de tratamiento. (Moriaty et al. 2019)

¿Y POR QUÉ EJERCICIO AERÓBICO?

Para entender este concepto debemos conocer los mecanismos neurofisiológicos que se producen durante la práctica de ejercicio aeróbico. El ejercicio podría relacionarse con la neurogénesis, la neuroplasticidad sináptica, los neurotransmisores y los factores neurotróficos como la dopamina. (Shu, 2020) La literatura y evidencia más actual lleva tiempo sugiriendo que el ejercicio promueve la recuperación en diversos parámetros.

NEUROFISIOLÓGICOS

  • Modifica el entorno de la lesión a nivel local.
  • Promueve nuevos brotes axonales.
  • Promueve la neuroplasticidad.
  • Mejora la función motora.
  • Produce efectos en el flujo sanguíneo: en el consumo de oxígeno, la presión sanguínea, la termorregulación.

FISIOLÓGICOS

  • Hipertensión arterial.
  • Aterosclerosis.
  • Diabetes mellitus.
  • Colesterol alto.
  • Deterioro cognitivo.

EFECTOS DEL EJERCICIO AERÓBICO

Influye en variables diferentes como el el consumo de oxígeno, la presión sanguínea o la termorregulación, al igual que en otros factores como:

AUMENTO DEL FLUJO SANGUÍNEO

Aunque el flujo sanguíneo permanece constante durante todo el proceso del ejercicio, se producen cambios en su distribución, dirigiéndose más cantidad hacia las zonas implicadas en la función, es decir, las que se encargan del control motor.

ACTIVACIÓN DE LAS ÁREAS DE MEMORIA

La oxigenación local aumenta y se mantiene elevada hasta unos 30 minutos después de la práctica, por lo que sería un buen momento para realizar una tarea cognitiva. Esto supone un extra en la estimulación a nivel de centros superiores que favorecerá, por tanto, la activación en áreas de memoria o ejecutivas. (C.Mang et al. 2016)

MEJORA INMEDIATA DE LOS MARCADORES DE PLASTICIDAD CEREBRAL

Se observó que unos 20-30 minutos de ejercicio aeróbico moderado condujeron a potenciar varios de los marcadores de plasticidad en la corteza (inhibición intracortical y excitabilidad de M1), lo que supone, a su vez, una mejora inmediata de los marcadores de plasticidad cerebral. Esta mejora de la plasticidad, se ha relacionado con mejoras en la función cognitiva, tales como la velocidad de procesamiento. (Jadwiga N. Bilchak, 2021)

MEJORA DEL RENDIMIENTO Y LA COGNICIÓN

Se ha visto que el ejercicio aeróbico puede llevar a la liberación de neurotrofinas (VEGF y BDNF), que están directamente relacionadas con la mejora del rendimiento y la cognición, observándose, por ejemplo, la relación entre el aumento de cortisol después del ejercicio y la retención de vocabulario en adultos. Decir que el ejercicio aeróbico de aproximadamente un 60% de intensidad o superior, estimula el eje hipotálamo-pituitaria-suprarrenal (HPA) y aumenta la secreción de cortisol, siendo también un propulsor del aprendizaje y la cognición; después del ejercicio, estos niveles permanecen elevados una media de 2h. (Devasahayam et al. 2017)

OTROS FACTORES

  • Se ha observado en diferentes estudios como el ejercicio promueve la plasticidad a nivel sináptico, y por tanto, puede suponer un importante aliado a la hora de la recuperación funcional tras una lesión en el sistema nervioso. Por ejemplo, hay datos de aumento de la densidad sináptica a nivel lumbar y se relacionan con una mejor eficacia y mejora del rendimiento en la marcha en personas con lesión medular que realizan ejercicio físico. 
  • En general, se sugiere que promover ejercicios “repetitivos” o cíclicos, puede suponer un refuerzo de las conexiones sinápticas conservadas y la formación de nuevas redes. No obstante, no se observa un restablecimiento total de las funciones tal cual eran previamente a la lesión, si no que el cuerpo se adapta a la “nueva normalidad”. 
Efectos del ejercicio físico

Problemas o complicaciones EJERCICIO COMO PREVENCIÓN

En diversos estudios se relaciona al ejercicio aeróbico con la prevención y ayuda en procesos como la epilepsia, el dolor neuropático o la ansiedad.  Esto se debe a que este tipo de ejercicio actúa reforzando y fortaleciendo las vías existentes, además de promover la formación de nuevas conexiones tras una lesión. Aunque no hay datos a nivel evidencia que resulten sustanciales para poder afirmar todas estas hipótesis, es cierto que a nivel clínico se observa una gran diferencia entre los pacientes activos y los sedentarios. 

¿Qué es? ¿QUÉ HAY QUE TENER EN CUENTA?

Hay que tener muy en cuenta:
  • Además del daño primario producido a nivel local, la verdadera dificultad y gravedad de una lesión se produce por los daños colaterales en áreas funcionalmente conectadas o cercanas a la lesión. 
  • Un elemento a favor del ejercicio físico aeróbico es que es adaptable, por lo que puede moldearse en función de la necesidad de cada persona. 
  • Es cierto que se observan carencias en los estudios publicados hasta la fecha, como la de establecer un protocolo más estandarizado, o determinar los factores a tener en cuenta a la hora de elegir un determinado ejercicio para un paciente concreto. 
  • El ejercicio pautado será individual en cada paciente, manejando señales alarma como la aparición de compensaciones que puedan generar dolor, un aumento excesivo de la frecuencia respiratoria, o la aparición de alteraciones deglutorias.

Problemas o complicaciones ¿DE QUÉ PARÁMETROS TENEMOS QUE ESTAR MUY PENDIENTES?

Algunas de las pautas y parámetros a tener en cuenta para iniciar el ejercicio son:   requisitos ejercicio aerobico

 (Marzolini et al. 2019)

Neurorrehabilitación EJERCICIO AERÓBICO EN LAS PRIMERAS HORAS POSTICTUS

Es cierto que se habla de que el SNC en las primeras fases tras una lesión, como un ictus, puede no estar del todo preparado para soportar y protegerse de fluctuaciones en la presión sanguínea. En los estudios existentes, aún no se habla de dosis, intensidad y tiempo según la fase de recuperación, no existiendo un protocolo estandarizado actualmente.  Hasta donde sabemos, sólo hay un estudio que examina el entrenamiento aeróbico en los dos días siguientes al inicio del ictus. En estos estudios se observan diferentes datos a tener en cuenta Estudios ejercicio fisico

ENTONCES… ¿DEBEMOS PAUTAR EJERCICIO EN LOS PRIMEROS DÍAS POST-ICTUS?

  • En la mayoría de estudios se habla de que el ejercicio muy precoz, en torno a las 6-10h después del accidente cerebrovascular, puede ocasionar un empeoramiento de la propia lesión a nivel local, aunque pasados entre 24h y 3 días se considera beneficioso en la mayoría de estudios realizados hasta la fecha.
  • Es cierto que las primeras horas tras un ictus son muy dinámicas y cambiantes, por lo que los pacientes necesitan un control y estabilidad constantes. En esta fase es necesario, dependiendo de las capacidades y situación del paciente, realizar movilizaciones pasivas, activo-asistidas o activas, así como iniciar un paso a bipedestación o la propia bipedestación. También se podrá comenzar con establecer ejercicio aeróbico, debido a sus características neuroplásticas anteriormente nombradas, aunque siempre teniendo en cuenta una serie de parámetros importantes del paciente, tales como sus constantes y situación basal.
  • Es necesario enfocar el ejercicio de manera individual, requiriendo una valoración global a la par que específica del paciente.
  • Un valor predictor y que nos ayudará a controlar cómo se encuentra el paciente es la presión arterial.
 

EN RESUMEN

El ejercicio aeróbico sirve como potenciador neuroplástico, promoviendo las mejoras cognitivas y motoras gracias al aumento de la capacidad de aprendizaje. Estas mejoras pueden ser medidas objetivamente mediante valores como el flujo sanguíneo, la activación cortical, los factores neurotróficos, y los factores hormonales. Y nunca olvidar, ¡que cada tratamiento debe ser adecuado para cada paciente!

Recomendaciones RECOMENDACIONES PARA VUESTRO DÍA A DÍA

Os invitamos a que probéis a incluir la práctica de ejercicio aeróbico previo a vuestras sesiones de tratamiento. Aunque aún quedan muchos factores por analizar y cuantificar para hacer que la evidencia clínica sea más válida, la experiencia en el día a día nos dice que sí que facilita el proceso de rehabilitación. Pero, ¡siempre teniendo en cuenta el caso individual de cada persona!

  BICONSEJO

Si aún os habéis quedado con ganas de saber más sobre la Neuroplasticidad, os invitamos a que visitéis nuestra entrada La neuroplasticidad en la rehabilitación del paciente neurológico. ¡¡Y no olvidéis suscribiros a nuestra Newsletter y seguirnos en RRSS para estar al día de todas las novedades!!

Fuentes bibliográficas FUENTES BIBLIOGRÁFICAS

  • Iconos de Flaticon.
  • Revisión en buscadores de artículos científicos, como Pubmed.
Ana Abadín
anaabadin1997@gmail.com
No hay comentarios

Publicar un comentario